PROYECTO CULTURAL “SIGLO DE ORO”


El IES Ataulfo Argenta de Castro Urdiales pone en marcha un proyecto cultural basado en el siglo de oro que se desarrollará a lo largo de este curso en el centro y en la ciudad.


Todo el mundo ha oído hablar del Parque del Retiro de Madrid. Incluso muchos hemos dado un agradable paseo por él en alguna de nuestras visitas a la capital de España. Menos conocido, sin embargo, es su origen en el siglo XVII, cuando formaba parte del mayor complejo palaciego de la Europa de su tiempo. Desgraciadamente, no mucho más que el jardín del Buen Retiro y un par de edificios ha llegado hasta nosotros. La mayor parte del palacio fue saqueado y destruido durante la Guerra de la Independencia.

Viene esto a cuento porque este curso la semana cultural de IES Ataulfo Argenta, estará dedicada al Siglo de Oro español. El proyecto cultural arrancó el pasado jueves 12 de diciembre, con un acto oficial en el que nos acompañaron representantes de la Consejería (Javier Gutiérrez, Director General de Personal, y la inspectora Mª Jesús Reimat), del AMPA, del alumnado, profesorado del Centro y de la ciudad. Se degustó un menú inspirado en la cocina del Siglo de Oro, preparado por el Ciclo de Restauración. Tras unas palabras del director del IES, Miguel Ángel torio, se proyectó un vídeo realizado por los alumnos de tecnología de bachillerato que, a ritmo de Boccerrini (Música nocturna del camino de Madrid), reflejaba el despertar de Castro y los alumnos de camino y entrando en el instituto.

El proyecto cultural es fruto del esfuerzo colectivo de profesores y alumnos del instituto, siendo las primeras y llamativas manifestaciones materiales de todas las actividades que van a desplegarse, la colocación en las cajas de escaleras de dos reproducciones a tamaño real de “Las Meninas” y “Las Lanzas” de Velázquez, proporcionadas por el Museo Nacional del Prado, y una gran maqueta, de 4 metros, del Ala Norte del Palacio del Buen Retiro, edificado en un tiempo récord 1630 a 1634, que albergaba el Salón de Reinos.

Era este salón de representación el corazón del complejo palaciego, antecedente de Versalles, que mandó construir el conde-duque de Olivares para Felipe IV, y cuya decoración encargó al Pintor del Rey, Diego Velázquez. Su nombre se debía a que su bóveda se ornamentaba con los 24 escudos de los reinos que formaban la Monarquía Hispánica. Además, junto a los cinco retratos ecuestres de la familia real, de sus paredes colgaban 12 enormes cuadros de victoriosas españolas -uno de ellos es la célebre Rendición de Breda- y 10 obras con los Trabajos de Hércules, mítico ancestro de los Austrias. Todos estos lienzos fueron ejecutados, bajo la dirección del genio sevillano, por los mejores pintores del momento: Zurbarán, Maíno, Leonardo, Carducho, Cajés, Castelo y Pereda.

El Salón de Reinos no sólo era una extraordinaria pinacoteca. Era, sobre todo, un símbolo del Siglo de Oro español. Al abrirse las puertas de sus cuarenta metros longitudinales en perspectiva los mandatarios se sentían deslumbrados por la grandeza política de la Monarquía Española. Pero el Conjunto Palacial era también una fuente de entretenimientos y placeres festivos y culturales, desarrollados en todos sus espacios públicos interiores y ajardinados (torneos, teatro, juegos de agua, juegos artificiales, bailes de máscaras). Calderón de la Barca dirigió su Coliseo, un edificio diseñado para complejas obras de tramoya. Felipe IV, como muchos de sus antepasados, fue un gran mecenas de la Artes y, en especial, un apasionado de la Pintura y el Teatro.

Las maquetas del Palacio y del Salón se pueden ver, junto al Plano de Teixeira y varios cuadros en la Biblioteca del Centro. En breve se incorporará una maqueta de un Corral de Comedias que están elaborando en el Departamento de Tecnología.

Todo lo expuesto hasta aquí es una introducción al despliegue de actividades que planeamos poner en escena diseminadas a lo largo del curso: concursos de dibujo y literatura, sesiones que difundan la actividad filosófica desarrollada en la Época con eminentes pensadores de la Escuela de Salamanca, recreaciones y documentación gráfica elaborada por el Departamento de Informática.

Este proyecto cultural está abierto a la ciudadanía de Castro y a otras instituciones. No habría sido posible ponerlo en marcha ni comenzar a desarrollarlo sin la iniciativa, colaboración y compromiso de los profesores y alumnos del Instituto Ataulfo Argenta.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies