Ha acabado el primer trimestre del curso 2017 /2018 y os queremos hacer un resumen de las cosas que se han ido consolidando. Como sabéis, el curso pasado pusimos en marcha varios proyectos de reciclaje vinculados a derechos humanos. Este curso os podemos decir que poco a poco se van conociendo más y se van consolidando.
Nuestros alumnos de Cocina siguen cuidando su estupendo huerto de hierbas aromáticas. Aún hay cosas por mejorar, pero estamos trabajando en ello.
Además, hemos enviado un nuevo lote de móviles para el proyecto de reciclaje que tiene la organización de derechos humanos Amnistía Internacional. Tras la experiencia del curso pasado, hemos decidido entregar la primera remesa a esta organización y la segunda, allá por mayo, a la otra organización con la que colaboramos, Alboan. ¿Que cómo colaboramos además de reciclando esos móviles? Estas organizaciones destinan los recursos obtenidos de estos móviles a proyectos para evitar la explotación infantil en minas de coltán en África, pero también que se conviertan en niños soldados. Si quieres conocer más de estos proyectos, visita sus webs.
Las cajas de la Fundación SEUR de tapones no paran de llenarse. Vinieron a por ellas a principio de curso y volverán pronto.  Su proyecto “tapones para una nueva vida” lo podéis consultar también en su web.
La campaña de reciclaje de material escolar era la que menos funcionaba el curso pasado, pero vemos que este año la caja va subiendo rápidamente, así que estamos muy contentos.
Así que ya sabéis, seguid reciclando en el centro y apostando por los derechos humanos. ¡Recordad que el derecho al medioambiente también es un derecho humano!